Pautas de planchado

Planchar es todo un arte. Si quieres conocer cuál es el orden correcto en el que debes planchar cada parte de tu ropa para obtener los mejores resultados, o si tienes curiosidad por saber la temperatura ideal para cada tipo de prenda, sigue leyendo:

¿En qué orden se plancha?

  1. Las camisas. Las debemos empezar a planchar por los puños, luego continuamos por las mangas, los cuellos y el canesú (pieza superior de la camisa o blusa a la que se pegan el cuello, las mangas y el resto de la prenda.). A continuación, seguimos por la espalda y por último la pechera (parte delantera del pecho).
  2. Los pantalones y faldas. Se empieza primero por el revés y luego por el derecho con un trapo húmedo para que no salgan brillos. Es mejor empezar por la parte alta o de la cintura. Si los pantalones tienen raya, debemos enfrentar las costuras de las perneras, extenderlas y marcar las líneas de los extremos. Tenemos que procurar en todo momento, no hacer arrugas al planchar.
  3. Polos y jerseys, los colocamos en la tabla de planchar (o en una mesa con una manta debajo) en su forma original y se planchan suavemente para no deformarlos.

Trucos, para evitar quemaduras y otros “pequeños” desastres:

  1. Botones. Para evitar quemar los botones los puede tapar con un dedal (metálico o de cerámica) y si son grandes, los puede tapar con una cuchara y planchar alrededor de ellos.
  2. Costuras y dobladillos. Lo mejor es plancharlas, primero del revés y luego del derecho.
  3. Cuellos. Primero por dentro y luego por fuera, de la puntas hacia adentro.
  4. Puños: Primero por el revés, del extremo a la costura, luego por el derecho.
  5. Tablas: Primero por el revés, de la pretina al dobladillo, luego por el derecho.
  6. Bordados. Cuando tengas que planchar bordados, procura que estén del revés, y aplícales sólo la punta de la plancha.

Tipos de tejidos

  1. Seda y tejidos con seda. La plancha debe estar templada (tirando a tibia), y se planchan con una rápida pasada de plancha, pudiendo utilizar algo de vapor. Se planchan del revés para evitar brillos.
  2. Lana, Cashmere (cachemir), Alpaca, Mohair, Camel y tejidos similares. La plancha debe estar caliente, se puede dar más de una pasada rápida, y se puede utilizar algo de vapor.
  3. Algodón, Lino y tejidos similares. La plancha debe estar caliente (puede estar muy caliente si se necesita), y debemos utilizar algo de vapor para humedecer la prenda y que le salgan mejor las arrugas.
  4. Rayon. La plancha debe estar templada a baja temperatura y podemos dar varias pasadas rápidas.
  5. Poliester. Plancha templada, a temperatura media, procurando dar pocas pasadas.
  6. Nylon y otras fibras acrílicas. Utiliza la plancha templada (a temperatura baja, o media como mucho). A más temperatura de la plancha, menos pasadas a la prenda.

Tenemos que tener en cuenta que si no ponemos la plancha a la temperatura adecuada, podemos quemar la prenda. La mayor parte de las planchas lo indican en la rueda de la temperatura y en el manual de instrucciones.